Blogia
RioEscabas

Historia de Priego (del origen al pasado Romano)

Historia de Priego (del origen al pasado Romano)

 

La ciudad de Priego se sitúa en el límite de las comarcas de la Alcarria y la Serranía, en el pie de monte de la sierra de Bascuñana, y está regada por el río Escabas.
Se encuentra a caballo entre ambas comarcas y se puede decir que es la puerta de la Sierra, pues cruzando el Estrecho de Priego podemos llegar a la zona alta de la Serranía de Cuenca.
Su extraordinaria situación hizo que tuviera pobladores desde tiempos celtíberos y varios historiadores sitúan en su entorno la antigua Cómplega, en la zona de Vega Cesma. 

Lo cierto es que tan ilustres cronistas romanos como Plinio y Ptolomeo, ya dos siglos antes de Cristo, aseguran en sus crónicas que los celtíberos estaban, por aquellos entonces, cuando menos, al norte de la provincia de Cuenca.  Ver: Pueblos prerromanos en la meseta sur.

Tan es así que de aquellos primeros pobladores consideró el historiador romano que eran:

“gentes crueles en el campo de batalla, pero hospitalarios en sus casas...” (…)  

“Visten ásperos sayos negros, cuya lana recuerda la piel de las cabras...” (...)

“Y entre ellos, se da una peculiar y extraña costumbre: Se bañan y se lavan la cara, con orines, teniendo esta acción por cuidado y limpieza del cuerpo...”  

También dejaron su huella otros pueblos como íberos, romanos, visigodos y, por supuesto, árabes. De hecho aún se conservan algunos restos de ésta época. Así el Torreón de Despeñaperros formaba parte de la muralla que delimitaba la ciudad. Otro resto de muralla parece ser el arco de Molina y casas aledañas, donde parece que se aprovechó el lienzo de muralla para reconvertirlo en viviendas en los primeros ensanches de la ciudad y con el paso del tiempo ha perdido todo el aspecto de muralla, aunque el propio trazado de la calle en algún momento pueda apuntar a esto.

El historiador Muñoz Soliva considera a Priego en su obra “Historia de Cuenca” como población de origen romano basándose en su etimología “Prior Ego” (antes yo, ó, yo primero), o  “Prio Ego” (yo rompo, ó, yo destrozo, que alude al río Escabas como transformador del paisaje); si es por el motivo etimológico hay que decir que el latin se utilizó en la península ibérica hasta bien entrada la Edad Media, con lo cual, no podemos decir que tenga esta teoría un gran sustento. Aunque sí es cierto que en la zona existía gran presencia romana (Ercávica, Segóbriga o Valeria) e incluso hay algunos vestigios del paso de una importante calzada romana (desde La Mancha a Caesar Augusta) por la zona de la pinosa y la hoz de Toriles en el Guadiela, lugar donde se encontró la conocida “piedra escrita”, labrada en la misma roca calcárea a 3 metros de altura, en la cual se lee:


 

  E X - R E D I T V  -  P E C V N I A E  
Q V A M -  C -  I V L I V S-CELSV S
R EI-P V B L ICAE-L E G A V I T - 
D E C R E T O  -       O R D I N I S -  
M   V  N
- E R V I A-F A C T A H S-C
 M - P                                        V I I I

 

Piedra Escrita

 

 

 

 

 

 

 

Dicha inscripción hace referencia al arreglo de 8.000 pasos de la calzada (equivalente a unos 12 kilómetros  de distancia) ordenado por Iulius Celsus.  (continuará...) 

 

Piedra Escrita

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres